“El sonido entra directamente en nuestro cuerpo.
Lo que el oído puede hacer dentro de nuestro cerebro, dentro de nuestras vidas, no puede hacerlo nada más.
La terapia sónica tiene un efecto específico que parece tener implicaciones de largo alcance y resultados sorprendentes.
Creo que esto es un gran avance hacia una mayor eficiencia para la música y la salud”.

Yehudi Menuhin